nTLD. Múltiples extensiones de dominio y controversias

Google gTLD applications

Para nadie es un secreto que las grandes empresas o las multinacionales están dispuestas a pagar sumas millonarias por la concesión de este tipo de licencias, de igual forma como las organizaciones sin ánimo de lucro también quieren reservar algunos de estos dominios para su uso propio.

Por otro lado, aunque las directrices de la ICANN no permiten el uso exclusivo de palabras o términos comunes como dominios, los esfuerzos de pequeñas empresas por registrar dominios generales de nivel superior como dominios de marca también aumentan las posibilidades de conflicto entre registradores.

nTLD problemáticos

Incluso entre los nTLD disponibles existe un gran riesgo de disputas legales. En el punto de mira se encuentran especialmente aquellas terminaciones que pueden ser utilizadas para difamar empresas, marcas o individuos. Los medios han centrado su atención en las terminaciones .sucks, .porn y .wtf. Para evitar problemas, los operadores de páginas web deben ser especialmente cuidadosos con el uso de estas extensiones.

.sucks, un dominio que jode

La expresión en inglés “this sucks”, que traducida al español es una expresión que denota que algo es “demasiado molesto”, se utiliza, por lo general, para expresar el descontento con una persona o una circunstancia en concreto. El mayor temor es que estas extensiones sean usadas para difamar marcas y personas, especialmente celebridades.

El registro defensivo de dominios es innecesario

Terminaciones como .sucks, .wtf, y .porn solo resultan problemáticas cuando se usan en combinación con nombres o marcas registradas. Mientras que una página web como www.lunes.sucks resulta totalmente inofensiva, una web como www.nombre-de-una-marca.sucks puede incurrir en la violación de los derechos de marca, a menos que la página web sea operada por la misma marca. Sin embargo, una empresa no necesariamente tiene que registrar una dirección en Internet con el fin de proteger los derechos de su marca.

La ICANN tiene dos métodos para ello, la Trademark Clearinghouse y la Uniform Rapid Suspension (URS), dos soluciones eficaces que permiten luchar contra el registro de dominios ilegales.

La Trademark Clearinghouse sirve como un registrador central donde se almacenan las marcas registradas. Así, cada vez que se solicita el registro de un dominio de primer o segundo nivel que coincide con un conjunto de datos ya existentes en el registro, se le notificará automáticamente al propietario de la marca correspondiente.

Con Uniform Rapid Suspension, el titular de una marca puede solicitar la suspensión de direcciones de Internet con dominios que considere abusivos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ZaraWeb. Diseño Web Zaragoza